• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

El oficio de destilador.-

Aplicando la regla del redondeo, durante algunos más de los últimos ciento cincuenta años en mi familia alguien se ha dedicado entre otras actividades al oficio de destilador de alcoholes naturales para su obtención y uso en la fabricación de los aguardientes y con la aparición del impuesto sobre la renta del alcohol hace más de cien años, también a la elaboración de las bebidas derivadas de los alcoholes naturales conocidas genéricamente con el nombre de licores y como en todas la etapas de la vida, la evolución ha sido constante pero, no para mejorar la técnica de la destilación que no es mejorable y quien afirme lo contrario, engaña, sino para adaptar la técnica de la destilación a las cambiantes ordenanzas reguladoras y como afortunadamente hoy casi se ha perdido, quedándose reducida a la separación de los componentes derivados del petróleo, el oficio de destilador como tal, también ha desaparecido.
Hace algún tiempo leía en el BOE la creación de reglamentaciones nuevas para regular oficios modernos que algunas personas realizan sin ningún tipo de preparación profesional y se me ocurrió que podría poner al Departamento de Cultura y Educación de la Generalidad Valenciana en funcionamiento para comprobar qué inventaban para el oficio de mi familia.
Me consta que en la única ciencia docente donde se cita el proceso de la destilación, es en el segundo ciclo de las enseñanzas que imparte el Departamento de Ciencias Químicas de la Universidad en la rama de Química Técnica pero como esta instrucción no tiene salida comercial, las lecciones son más bien teóricas, no obstante, como también estoy reconocido fiscalmente como profesor de formación y perfeccionamiento profesional, el día que por ley se me exija una acreditación de destilador titulado, para tranquilidad de los Consumidores de mis elaborados, deberé examinarme a mi mismo y expedirme la licencia, garantizando la elaboración de los licores destilados de las plantas naturales en el pueblo de Chert mientras viva mi padre Julián Segarra Ortí.

Anuncios

2 comentarios

  1. Estimado amigo
    No sabes como te coprendo. me apasiona el oficio de destilador. Tanto coo destilador de aceites esenciales para lo qie intente en su dia reflotar una destileria en almería y me comieron “con papas” como en la destilación de licores de la forma que tu ya sabes. A pesar de la negativa general a facilitarme la vida en la administración estoy convencido que hay vias para poder mantener una destilería artesanal legal. Mi ocupacion principal es la medicina natural y los cursos asociados a la preparación de remedios medicinales especialmente ligados a la espagiria. Un abrazo
    Pedro Cano

  2. Hola Sr. Pedro:
    Accidentalmente acabo de enterarme de su comentario y no quiero desaprovechar la oportunidad para ratificar su intervención. Para ser destilador, manipular reglamentariamente un alambique, cumplir con todas las directrices europeas y atender sus protocolos, hay que ser como mínimo teragigamegakilosuperman y además, un tarambana acreditado de nombre y de actos. En mi caso tuve la suerte al nacer que el Santísimo Dios Celestial estornudó y me salpicó en la frente, pero entiendo que no todas las personas gocen de este privilegio y estén dispuestas a perder el tiempo en gestiones administrativas, no obstante, le deseo acierto en el difícil caminar de la vida y suerte en encontrar alguna otra iniciativa de las inmensas posibilidades guardadas en la mente. Salu2 y A10, Julián.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: