• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Ayudar a caer o perder el tiempo.-

Ayudar a coste cero es una verdadera ayuda pero, ¿qué tendrá la ayuda para que el coste sea cero? es la duda que siempre aparece en la mente del ayudado cuando no está acostumbrado a recibir ayudas y desconoce el vericueto del sistema de ayudas ofrecido.
¡Claro!, el truco siempre está en la letra pequeña que no se presenta en la oferta de ayuda y se redacta de forma ilegible por ojos normales en el reverso, precisando de unos verdaderos microscopios y mentes lúcidas para entender las obligaciones emanadas de las solicitudes de ayuda.
Cuando uno camina en la vida y lo hace al ritmo que siempre viene fijado por el mercado y en función de algo tan elemental como el tira y el afloja, léase oferta y demanda, avanza con paso firme y constante hacia adelante dentro de sus posibilidades económicas pero, cuando te acoges a los sistemas de ayuda del capricho social, te obligas a mantener un ritmo acelerado que en el mejor de los casos no puedes atender.
Una vez más, el no molestar ya es ayudar y si tantas ventajas tiene la ayuda ofrecida, solicítela ud. mismo y demuestre al mundo sus cualidades.

Anuncios

Los constructores, un colectivo incivico.-

En las relaciones humanas, aunque es bien sabido que entre todos nos ayudamos y entre todos nos molestamos, debemos tener siempre presente la voluntad de intentar perjudicar lo menos posible a nuestros vecinos que nos favorecen con su ayuda cuando la necesitamos, si pretendemos una buena convivencia cívica.
Hoy que la construcción precisa de toda clase de tecnología para su desarrollo, en las calles de los pueblos y ciudades no se puede instalar tanta parafernalia bloqueando el acceso y libre tránsito que nada tiene que ver con dificultar el paso a los demás usuarios de la vía pública, si lo entorpecemos hasta el límite de imposibilitarlo.
Es sabido que al edificar se pagan unas licencias de obra por ocupación de vía pública, pero la licencia gubernativa ¿es por ocupar la calle o por bloquearla?. Pues si la licencia ampara el abuso de llegar a perturbar o cerrar actividades económicas, ahí es en donde debería intervenir la irresponsable autoridad competente y poner las medidas correctoras a quienes desvergonzadamente hacen un uso inadecuado de las ordenanzas reguladoras.

La vida util de las cosas.-

Cuando adquirimos una determinada herramienta de trabajo, descubrimos la facilidad con la que hacemos con ella la faena y lo que nos la aligera, de tal suerte que, con el paso del tiempo, nos convertimos sin darnos cuenta en maquinodependientes. Es como estar drogado por las herramienta en la confianza de que no le pase nada, porque descubriremos lo impotentes que nos sentimos sin su ayuda.
El evidente que los fabricante, no pueden hacer piezas de duración eterna porque se les acabaría el chollo de vender otras nuevas y la experiencia en la fabricación, aconsejan dotar a cada elemento de una vida útil para que al cabo de un tiempo de uso se estropee y debamos adquirir otro chisme más moderno.
Es como con el Brandy del Maestrazgo, se imagina el lector que no se evaporase, con una botella serviría para toda la vida, en cambio, colocándole un tapón de dudoso ajuste, cada vez que se destapa la botella, se evapora un copa, si estás en compañía, dos y si vienen los amigos … la botella entera.

Alineación Venus, Tierra y Júpiter.-

   Ayer tarde salí a terrado por necesidad. El frío del helado invierno es suficientemente importante como para sentirse hasta en los huesos y no desear salir de casa a tomar el fresco, máxime a esta hora del atardecer en la que la oscuridad de la noche avanza sin remisión y el mercurio del termómetro desciende por debajo de los 0º C. Por encima del tejado del edificio de las escuelas del pueblo, desde hace unos días estoy observando dos astros brillantes que destacan en el firmamento a una distancia aparente de una pulgada a brazo extendido y reconocidos sin necesidad del telescopio. Durante todo el verano el planeta Júpiter nos ha gratificado la visión con su presencia y con la ayuda del telescopio, hemos podido contemplar sus satélites más grandes avanzando desde el este al oeste por la bóveda celeste del sur y en está época del año, va descendiendo hacia el horizonte, pero de repente, por debajo vemos la aparición de otro planeta mucho más brillante, el más brillante del cielo chertolí después del Sol y La Luna, se trata de Venus que, siguiendo su órbita, parece que va al encuentro de Júpiter.

   Es evidente que si Júpiter sigue una trayectoria externa a la de La Tierra y el planeta Venus, por describirla interna, nunca van a encontrarse, desde nuestra terrícola posición, parece como si quisieran alinearse o incluso golpearse y en unos días, veremos qué proximidad aparente alcanzan.

   Este fenómeno astronómico, ocurre regularmente todos los años y en ocasiones, la proximidad visual aparente es como la mostrada desde la Unidad de Observación Astronómica del Maestrazgo en Chert.

Venus escondido detrás de La Luna.

Las experiencias en la vida.-

A medida que vas cumpliendo años, acumulas experiencias adquiridas a base de los tropiezos de la vida y si tienes inquietud por aprender, cada día te enriqueces con más sapiencia y capacidad para solucionar las contingencias del difícil caminar de la vida.
Con todo el material perdido en los archivos del ordenador personal después del tiempo dedicado a confeccionarlo, cada vez que preciso de alguna cosa diferente o distinta de lo habitual y voy a buscarla, no la encuentro. El resultado es una auténtica calamidad de desastre porque con los correos electrónicos, recibo información adjunta que los archivos de arranque y el sistema operativo establecido no son suficientes y debo instalar nuevos programas que supongo antes debía tener a mi disposición porque ahora me doy cuenta que los necesito, aunque no recuerdo cuando los adquirí.
Por suerte para todos, en la red de Internet cabe todo el mundo con sus ocurrencias personales y de los unos a los otros, aunque en ocasiones nos molestamos, también nos ayudamos, haciendo posible la grandeza del sistema de la red y permitiendo que el saber universal, esté al alcance de quien, en un momento dado, lo pueda precisar.

Las experiencias en la vida.-

A medida que vas cumpliendo años, acumulas experiencias adquiridas a base de los tropiezos de la vida y si tienes inquietud por aprender, cada día te enriqueces con más sapiencia y capacidad para solucionar las contingencias del difícil caminar de la vida.
Con todo el material perdido en los archivos del ordenador personal después del tiempo dedicado a confeccionarlo, cada vez que preciso de alguna cosa diferente o distinta de lo habitual y voy a buscarla, no la encuentro. El resultado es una auténtica calamidad de desastre porque con los correos electrónicos, recibo información adjunta que los archivos de arranque y el sistema operativo establecido no son suficientes y debo instalar nuevos programas que supongo antes debía tener a mi disposición porque ahora me doy cuenta que los necesito, aunque no recuerdo cuando los adquirí.
Por suerte para todos, en la red de Internet cabe todo el mundo con sus ocurrencias personales y de los unos a los otros, aunque en ocasiones nos molestamos, también nos ayudamos, haciendo posible la grandeza del sistema de la red y permitiendo que el saber universal, esté al alcance de quien, en un momento dado, lo pueda precisar.

El vicio de las ayudas.-

Dicen que el no molestar ya es ayudar aunque cuando algo se pone de moda, se convierte en virtud y posiblemente esa sea la plaga más importante que sufre actualmente el campo. Desde las últimas décadas, los labradores hemos sido mal considerados al convivir en una sociedad de constante evolución tecnológica y se nos ha arrinconado hasta los límites de la indefensión, de tal suerte, cada día hay menos personas dedicadas a las labores agrícolas y los sistemas de cultivo, se han intensificado de forma que los productos derivados de la actividad agrícola tiene la imagen o formato de los auténticos alimentos pero sin el contenido nutricional y menos vitamínico aunque, con añadidos o enriquecido.
La moda es tendente a que los labradores (no confundir con los granjeros), para mantener sus explotaciones agrícolas, no reciban el justo precio por el valor de su trabajo traducido en la venta de sus cosechas, sino ayudas, ayudas para renovar maquinaria, subvenciones por cultivar determinados alimentos o abandono de otros, ayudas que no ayudando a nada, ayudan a entorpecer el normal desarrollo de su actividad con la gestión administrativa de un papeleo inservible que se traduce en que para recibir una importante ayuda de hasta 50 euros, es menester ser gran productor o cosechero.
Se dice que en la Comunidad Valenciana hay censados más de 60000 tractores agrícolas, de los cuales algo más de 5000 tienen menos de 20 años de uso y el resto, casi 55000, superan esta edad y no disponen de los modernos sistemas con las avanzadas tecnologías de seguridad para los labradores que los usan, por ello, de vez en cuando se publica en el BOE alguna novedad como la del miércoles 12 de marzo que en el nº 62, lleva impresa la Orden APA/657/2008 de 29 de febrero en la que las ayudas van destinadas a la constitución y consolidación de entidades certificadoras de productos agrarios y alimenticios, mientras los labradores, los que manipulan la azada, obtienen por la venta del fruto de su trabajo, los ingresos suficientes para cambiar, de vez en cuando, alguna de las ruedas y mantener su flamante tractor nuevo Allgaier Porsche AP 22S de 1956. Quede claro que lo de nuevo, lo digo porque mi padre dispone de otro idéntico más viejo, también fabricado en Freidrichshafen pero en el año de 1953.