• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

Las expropiaciones del gobierno.-

Un buen día, te llaman los responsables del Ministerio de Fomento para decirte que necesitan parte de tu finca con la finalidad de construir una carretera y aplicando el sistema de valoración por capitalización de rentas, te corresponden tres euros por el terreno que te van a quitar.
Empiezas a echar números y protestas pero tanto si es declarado de utilidad pública, como sin ser declarado, debes resignarte a pasar por el aro y si no estás de acuerdo, espabílate o aguántate porque te ha tocado la lotería del disgusto más grande de tu vida. Se acaba la carretera, se inaugura y tu aún estás esperando la indemnización del justiprecio, aunque te dan una cantidad adinerada a cuenta y con el paso del tiempo, si tienes un saco de paciencia y un camión para llevarla, acabas por cobrar lo que te quieren pagar.
Pero si accedes a los Tribunales después de un largo procedimiento administrativo y después de 18 años ganas el reconocimiento de tu reglamentaria y fundada protesta, compruebas durante varios años más como las decisiones judiciales son de obligatorio cumplimiento para todos a los que les afecten salvo para el Ministerio de Fomento y el Departamento homólogo de la Generalidad Valenciana que pasan olímpicamente del ordenamiento legal y su cumplimiento.

La via augusta.-

En ocasiones, no entendemos a las cabezas pensantes de quienes toman decisiones en las altas esferas de nuestra nación pero, en algunas cosas no hace falta haber estudiado en la universidad y obtener una solución satisfactoria o acertada para el mayor número de personas.
Recuerdo de cuando era un crío de los que van con pantalón corto, el Sr. D. Adolfo Beltrán Guardiola y mi padre Julián Segarra Ortí, estaban hablando en Tarragona de algo que no puedo precisar por ser demasiado niño pero que debía ser sobre infraestructuras viarias y mi padre comentó que una carretera por el levante de España debería seguir un trazado similar al de la Vía Augusta.
Cuando se empezó a construir la Autopista del Mediterráneo, recuerdo algún que otro comentario en el sentido de crítica sobre el hecho de que todas las intervenciones de la Administración del Estado se concentraban en la costa cuando el trazado de la Autopista del Mare Nostrum debería haber seguido los postes de la línea de alta tensión.
Parece ser que el Gobierno Valenciano desde hace unos años está tomando conciencia del hecho que los vecinos de los pueblos del interior también somos valencianos y aunque a tramos y poco a poco, con el tiempo la CV-10 será una realidad de Valencia a Tarragona.

Las carreteras del Maestrazgo.-

Hace unos años, la Diputación de Tarragona adecentó la carretera de acceso a Alcanar desde la N-340 y daba ganas de girar, dar media vuelta y circular dos veces por el mismo trazado, porque se rodaba de cine y con un firme plano como la recién estrenada autopista.
Cuando entrabas en la Comunidad Valenciana, te percatabas de estar en otra nación, menos mal que llevaba casco en la camioneta porque con los altos que daba sentado en el asiento, de no llevar protección, hubiese tenido que visitar a mis Clientes con la cabeza llena de esparadrapos. En ocasiones, te encontrabas con unos baches que para salir de ellos debías poner tracción hasta en la rueda de repuesto.
Afortunadamente, desde que somos europeos, todo ha cambiado, nuestros gobernantes han sido conscientes de la necesidad de las personas que vivimos en los pueblos y se han volcado, entre otras cosas, en la mejora de las infraestructuras viales sin tener el cuenta la ideología política y aunque podamos opinar de hechos puntuales como el mal estado del tramo de acceso a Vistabella del Maestrazgo, las comarcas del interior de la provincia de Castellón gozan de un muy buen firme y aceptables buenas carreteras, teniendo en cuenta lo montañosa que es nuestra provincia.

El funcionamiento del blog de destilator.-

¡No tengo ni idea!… pero, haciendo empastres voy pillando el truquillo sin tener el manual, ni las instrucciones y cuando alguien se mete en berenjenales de mucho cuidado, generalmente aparecen estos resultados pero, qué le vamos a hacer si las cosas son como son y no como nos gustaría que fuesen.
Para poder disponer de este espacio y del blog, entre otras cosas debí crear una cuenta de correo electrónico en gmail pero, que nadie me pregunte como lo hice y por qué razón, pues, no me acuerdo, ni se explicarlo. Después, había que dar otras instrucciones para que apareciese en el lateral la invitación de suscripción de registro del correo electrónico del destinatario y del reader, otra palabrota de la no se cómo se conjuga y me pasa más lo mismo, continúo sin tener ni idea. Esto es como el coche, te lo compras pero, que nadie te pregunte por el piñón de ataque del pistón izquierdo de la biela madre. Por suerte, regularmente en las carreteras ves la existencia de alguna gasolinera recordatoria de que cuando se acaba el combustible, se para el motor y se detiene. Igualmente, solo se que escribo en una pantalla lo que se me ocurre, pulso una etiqueta interactiva, aparece el escrito en el blog y hasta mañana, porque la realidad es que tengo faena y ni se, ni me preocupo de nada más.
Hoy se me ha ocurrido entrar en el gmail a ver de que va el inventillo y me he llevado la alegría de encontrar allí información enviada por personas amigas registradas que han querido manifestar su opinión o pedir información, pero en realidad, no aparecen en el blog porque la información ha sido enviada como correo electrónico desde su correo electrónico a mi correo electrónico en gmail.
Cuando se trate de información personal, puedo entender que se use un correo electrónico pero en el caso de comentar opiniones derivadas del artículo publicado, no es aconsejable porque la respuesta la recibiréis cuando a mi se me ocurra pasar por el buzón a recoger la correspondencia ahora que he descubierto o aprendido como lo hacéis y no os aconsejo el envío de un correo de respuesta ya que si hacéis vuestros comentarios en el blog, servirán para reírnos todos.
Para explicar como parece que funcione el inventillo este del blog, aclaro. Al entrar en el blog pinchando en Destileria Julian Segarra de Chert desde vuestro correo electrónico recibido en la bandeja de entrada y no desde el mismo correo electrónico pulsando responder, veréis que al final del artículo en el blog aparece una línea en letra pequeña que dice:
Publicado por destilator en 7:32 0 comentarios
Si os fijáis, al pinchar con el icono del ratón en 0 comentarios, se abre una pantalla que invita a hacer un comentario, pues muy bien, quien quiera comentar algo, allí tiene la oportunidad de aprovecharse de este sistema y así aprendemos todos y si quiere escribirme a mi directamente, puede utilizar el correo electrónico de siempre en destilator@terra.com que por el momento es el único que uso, ya que el correo de gmail, solo lo aprovecho para que automáticamente, las personas registradas reciban el artículo publicado.

El funcionamiento del blog de destilator.-

¡No tengo ni idea!… pero, haciendo empastres voy pillando el truquillo sin tener el manual, ni las instrucciones y cuando alguien se mete en berenjenales de mucho cuidado, generalmente aparecen estos resultados pero, qué le vamos a hacer si las cosas son como son y no como nos gustaría que fuesen.
Para poder disponer de este espacio y del blog, entre otras cosas debí crear una cuenta de correo electrónico en gmail pero, que nadie me pregunte como lo hice y por qué razón, pues, no me acuerdo, ni se explicarlo. Después, había que dar otras instrucciones para que apareciese en el lateral la invitación de suscripción de registro del correo electrónico del destinatario y del reader, otra palabrota de la no se cómo se conjuga y me pasa más lo mismo, continúo sin tener ni idea. Esto es como el coche, te lo compras pero, que nadie te pregunte por el piñón de ataque del pistón izquierdo de la biela madre. Por suerte, regularmente en las carreteras ves la existencia de alguna gasolinera recordatoria de que cuando se acaba el combustible, se para el motor y se detiene. Igualmente, solo se que escribo en una pantalla lo que se me ocurre, pulso una etiqueta interactiva, aparece el escrito en el blog y hasta mañana, porque la realidad es que tengo faena y ni se, ni me preocupo de nada más.
Hoy se me ha ocurrido entrar en el gmail a ver de que va el inventillo y me he llevado la alegría de encontrar allí información enviada por personas amigas registradas que han querido manifestar su opinión o pedir información, pero en realidad, no aparecen en el blog porque la información ha sido enviada como correo electrónico desde su correo electrónico a mi correo electrónico en gmail.
Cuando se trate de información personal, puedo entender que se use un correo electrónico pero en el caso de comentar opiniones derivadas del artículo publicado, no es aconsejable porque la respuesta la recibiréis cuando a mi se me ocurra pasar por el buzón a recoger la correspondencia ahora que he descubierto o aprendido como lo hacéis y no os aconsejo el envío de un correo de respuesta ya que si hacéis vuestros comentarios en el blog, servirán para reírnos todos.
Para explicar como parece que funcione el inventillo este del blog, aclaro. Al entrar en el blog pinchando en Destileria Julian Segarra de Chert desde vuestro correo electrónico recibido en la bandeja de entrada y no desde el mismo correo electrónico pulsando responder, veréis que al final del artículo en el blog aparece una línea en letra pequeña que dice:
Publicado por destilator en 7:32 0 comentarios
Si os fijáis, al pinchar con el icono del ratón en 0 comentarios, se abre una pantalla que invita a hacer un comentario, pues muy bien, quien quiera comentar algo, allí tiene la oportunidad de aprovecharse de este sistema y así aprendemos todos y si quiere escribirme a mi directamente, puede utilizar el correo electrónico de siempre en destilator@terra.es que por el momento es el único que uso, ya que el correo de gmail, solo lo aprovecho para que automáticamente, las personas registradas reciban el artículo publicado.