• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

La sociedad del embuste y la mentira.-

Vivimos en un país y en una época que al parecer todo vale. Se pueden chismorrear toda clase de comentarios inciertos para convertirse en aparentemente el más docto en el tema de la habladuría porque, al parecer, los receptores de tales vocablos, deben ser unos ignorantes que creen por cierto las mentiras que se cuentan.
Algún personaje ocurrente, por tener plantado un jornal de tierra con cepas (tres jornales son una hectárea), lamenta conseguir producir dos mil kilos de uva menos por las condiciones climatológicas anuales y su sapiencia, le permiten confundir el mildiu con el oidium, de tal suerte que, este año sus cepas han producido cinco kilos menos de uva y eso que aclara las está regando.
Y para colmo de recochineo, vendimia, prensa, fermenta y a los veinte días ya dispone de vino apto para ser bebido porque supongo utiliza un formula uno, obteniendo además de forma incomprensible un vino dulce. Es cierto y no me lo parece, que hay quien ha visto mucha televisión porque este tipo de aventura es de película, pertenece al colectivo de los labradores que en el motor del tractor en lugar de caballos tienen yeguas.

Anuncios

El milagro de la primavera.-

El buen tiempo ha hecho su aparición con la venida de la primavera y la naturaleza se ha vestido de flores. Para los labradores, empieza una de las actividades más cansada y agotadora con la poda de las cepas y la recogida de los sarmientos, dice el sabio refranero popular que: “Si vols beure vi i minja pa, sembra pronte y poda tardà”.
Quienes empezaron a podar a finales de febrero, con el buen tiempo climatológico de mediados de marzo las cepas han avanzado su actividad vegetativa y a esta época del año, ya tienen las yemas a punto de brotar, lo malo de ser tan trabajador es el no observar que la luna llena de marzo rige Saturno que por su naturaleza fría, aún tiene que hacer notar el frío primaveral con señales de humedad en las capas bajas y aunque a mediados de marzo subieron las temperaturas, siempre hay un cambio previo a la inestabilidad que para abril, con La Luna en conjunción con Saturno esperaremos humedad y viento.
En abril tendremos días desapacibles y alguna ventisca del norte nos traerá el frío de Tramontana hasta finales de mes, en que como todos los años, sufriremos de “La ventà de Sant Marc“, por ello, atendiendo el refranero: “Per Sant Josep, vinyes per podar i homens per confesar”, empecé hace tan solo unos días a podar la viña.

Un prodigio de la naturaleza.-

Cuando la primavera hace su aparición, es curioso observar todos los años como de las cepas secas y retorcidas empiezan a brotar unas yemas y aparecen unas pequeñas hojitas que al paso del tiempo se convertirán en sarmientos de los que nacerán los racimos. Es la vid un arbusto capaz de enraizar en los lugares más inhóspitos y conseguir uno de los frutos más apreciados desde el comienzo de los tiempos.
Quién no ha probado alguna vez en su vida las uvas por no citar al finalizar y al comenzar el año tras haberse popularizado el tránsito anual con la ingesta de 12 uvas mientras tocan las 12 campanadas del reloj (y menos mal que no se celebra comiendo melones), pero solo los curiosos observadores, se han percatado de que al pasar el dedo por encima del grano, desaparece una especie de pelusilla y se muestra con toda su brillantez.
Allí están unos microorganismos como el sacharomice officinalis que al mezclarse con el mosto en proceso del prensado, consiguen que la glucosa del azúcar de la uva se convierta en alcohol por desprendimiento de anhídrido carbónico, lo que se conoce como fermentación y cuyo resultado es la obtención del vino.

El papeleo del destilador.-

Estoy vivo pero tengo deberes.
Los toros, se torean muy bien desde la barrera o cuando los ves torear a otras personas pero, la cosa cambia y es muy diferente cuando bajas a la plaza y te enfrentas al toro directamente. ¿Sabéis que tienen la bufera muy caliente?.
Con las intervenciones televisivas, se ha presentado el oficio de destilador como algo muy folclórico, casi como una actividad festiva, incluso puedes aprovechar el fuego del hogar para hacer una torrada de patatas o de chuletas, pero la realidad es la que es y no la que presentan los medios de comunicación de masas sensacionalistas. A nadie le interesa ver a otra persona podando la viña, cabando las cepas, recogiendo los sarmientos o cortando leña de olivo y muchísimos menos, viendo como se aprovecha el tiempo preparando las laboriosas y farragosas declaraciones liquidaciones fiscales que en esta época del año incluyen los resúmenes anuales y trienales sin citar las declaraciones recapitulativas.
Cuando comento que mi oficio tienen mucho papeleo, no me refiero a los cuatro papeles anuales de IVA o de IFPF que conoce el común de los mortales, hablo de una actividad sujeta a intervención del Estado y control también por Organismos Autonómicos que, si algún decidido y llenado de valor se entera de sus derechos, huye como de la peste, lo que facilita el comprender como este indeseable oficio esté en vía de extinción. Durante los días de primeros de año, no puedo salir a comentar ocurrencias en el blog por una sencilla razón cual es, no tener ocurrencias, ¡estoy de papeleo!.

De la desaceleración a la crisis.-

Soy un verdadero zoquete ignorante y desconocedor de la realidad social que me ha tocado vivir con tanta palabreja bien sonante y sugestiva. En lugar de plantar cepas, injertarlas y cuidarlas para producir vino vendimiando como un auténtico boberol, elaborar licores destilados con las propiedades de las plantas silvestres para envejecerlos de forma natural en barriles de roble, hubiera tenido que ser más listillo y dedicarme a contratar productos de renta fija sin riesgo aparente y con un capital garantizado de boquilla al cien por cien.
Parece ser que algunas personas espabiladas, han especulado con ilusiones bancarias que a consecuencia de una crisis gripal por no beber brandy SEGARRA, “el Brandy del Maestrazgo“, están afectadas por no se qué desaceleración económica que ha ocurrido en la otra parte de mundo y precisan reclamar en concepto de no se qué ahorros, parte del dinerito que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre va a imprimir por desacertada decisión gubernativa con cargo en los impuestos que pagamos entre todos los que trabajamos.
Hace unos años, hubo una granizada en Chert y no precisamente de las que te tomas de refresco en la mesa de la terraza del bar con el vaso porque me refiero a la meteorológica. Se nos prometieron unas ayudas económicas para la reparación de daños, tanto en los tejados como en las cosechas y aún esperamos. Poneros a la cola en compás de espera ya que la ignorancia no exime de responsabilidades a quien no entienda o esté dolido porque le tomaron el pelo. Ahora tiene la oportunidad de aprender cómo se puede comprar el dólar americano a precio de euro europeo sin saberlo.

De la desaceleracion a la crisis.-

Soy un verdadero zoquete ignorante y desconocedor de la realidad social que me ha tocado vivir con tanta palabreja bien sonante y sugestiva. En lugar de plantar cepas, injertarlas y cuidarlas para producir vino vendimiando como un auténtico boberol, elaborar licores destilados con las propiedades de las plantas silvestres para envejecerlos de forma natural en barriles de roble, hubiera tenido que ser más listillo y dedicarme a contratar productos de renta fija sin riesgo aparente y con un capital garantizado de boquilla al cien por cien.
Parece ser que algunas personas espabiladas, han especulado con ilusiones bancarias que a consecuencia de una crisis gripal por no beber brandy SEGARRA, “el Brandy del Maestrazgo“, están afectadas por no se qué desaceleración económica que ha ocurrido en la otra parte de mundo y precisan reclamar en concepto de no se qué ahorros, parte del dinerito que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre va a imprimir por desacertada decisión gubernativa con cargo en los impuestos que pagamos entre todos los que trabajamos.
Hace unos años, hubo una granizada en Chert y no precisamente de las que te tomas de refresco en la mesa de la terraza del bar con el vaso porque me refiero a la meteorológica. Se nos prometieron unas ayudas económicas para la reparación de daños, tanto en los tejados como en las cosechas y aún esperamos. Poneros a la cola en compás de espera ya que la ignorancia no exime de responsabilidades a quien no entienda o esté dolido porque le tomaron el pelo. Ahora tiene la oportunidad de aprender cómo se puede comprar el dólar americano a precio de euro europeo sin saberlo.

El estado de la cosecha.-

Con este tiempo climatológico tan cambiante que ora llueve y ora luce el Sol, me he acercado a visitar los viñedos del campo para comprobar como anda la maduración de los racimos en las cepas que aún nuestra indicios de insuficiencia como para empezar a recoger una buena cosecha de uvas y conseguir elaborar el buen vino que nos tiene acostumbrado todos los años y si el veranillo del membrillo se alargase, podremos aprovecharnos de una mejor maduración.
Las inclemencias atmosféricas son una más de las plagas del campo y cuando estás a punto de redondear la faena con la recogida del fruto de tu trabajo, siempre debe haber un “pero” que la dificulta o entorpece y aunque a estos cambios meteorológicos nunca estamos acostumbrados, las personas de campo o del mundo rural, nos resignamos a aceptarlos.
Por el momento, vamos bien, el verano no ha sido excesivamente caluroso y la maduración se ha ralentizado con lo que tenemos la ventaja añadida de conservar los granos de las uvas bien sujetas a su pedúnculo, permitiendo soportar firmemente su peso sin miedo a aflojarse y caerse por el suelo pudriéndose parte de la cosecha por culpa de los nubarrones del fin de semana.