• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

El río Bergantes.-

Continuando el camino por la vía ibera desde Morella, ahora transcurre por las inmediaciones del río Bergantes siguiendo su curso para alcanzar la antigua Bisgargis que fue población íbera de los ilercavones y posteriormente colonia romana con el nombre de Bisgargis Blandae.
En el pueblo de Forcall, el río Bergantes coinciden los ríos Caldés y el de Cantavieja para sumar las aguas de sus vertientes hacia el río Ebro y entre las vaguadas de las montañas, transcurren paralelos con el camino íbero buscando la vecina provincia de Teruel.
Al límite de la provincia de Castellón, se eleva el pueblo de Zorita de Maestrazgo que, paradójicamente y pese a su nombre, nunca fue del Maestrazgo y al otro lado de la vía íbera, hoy convertida en carretera, siempre a la distancia aproximadas de un día de camino, está el abandonado edificio de la Venta del Jabonero.

Anuncios

Las atalayas de Alcala.-

En el península Ibérica, las cordilleras van de este a oeste en la meseta, pero queda separada del mar Mediterráneo por la cordillera que le da su nombre, la Ibérica y que sigue un trazado perpendicular de norte a sur. Paralela a ella y hacia el levante, nace la cordillera Catalana que acaba en las atalayas de Alcalá, formando un pasillo interserrado entre las estribaciones orientales de la serranía de Albarracín.
Por su orografía, aunque el sur de la desembocadura del río Ebro puede ser un lugar idóneo para ubicar un aeropuerto, supongo se eligió Villanueva de Alcolea por su resguardo de los fuertes vientos del valle del Ebro y su posición más céntrica en la provincia de Castellón y de esta forma, además, favorecer al máximo número de usuarios de todos los pueblos de la provincia en sus desplazamientos.
Actualmente, la costa de Azahar tiene bastantes servicios, tanto hospitales, como carretera, autopista, línea ferroviaria y playas regeneradas y si el Maestrazgo es buena zona para la ubicación de una cárcel como la de Albocácer, también debe ser un buen lugar elegido por nuestros gobernantes para disponer de otros beneficios como la autovía o el aeropuerto.