• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

La impagable colaboracion desinteresada.-

Me parece que ya están todos los enlaces de las diferentes webes operativos y si alguno accidentalmente se resiste, solo tenéis que decirlo para su inmediata reparación, al igual como lo estoy haciendo en estos pasados días de septiembre que, gracias a vuestro interés y colaboración, me habéis ido manifestando de inmediato el lugar de las incidencias.
Reconozco que el pueblo de Chert tiene una web diferente y si tanto agrada al internauta lector que navega entre sus contenidos, es por el singular expresar de sus autores, personas sencillas que con sus sentimientos nos transmiten sus vivencias e interesante sapiencia de forma magistralmente didáctica y entretenida.
Y aunque no todos los vecinos se han decidido a escribir, con lo que tenemos hasta ahora por muestra, ya podemos presumir de ser verdaderamente el pueblo diferente del Maestrazgo, por ello, como portador del sentir de sus autores, agradezco a quienes habéis tenido la voluntad de atender en tan solo 10 días mi artículo del blog, por el que os animaba a ayudarme en el correcto acondicionamiento de los enlaces en las diferentes webes.

Anuncios

El Internet, una herramienta de todos.-

Disponer de un lugar donde cada cual pueda expresar sus criterios de forma voluntaria, escribir sus vivencias sin censuras, recabar información que ayude a esclarecer cualquier duda y todo sin salir de casa, al alcance de un clik, es algo tan cotidiano que no nos paramos en pensar en el hecho de que tan solo hace quince años no existía.
Con la imprescindible aportación de cada persona, se colabora consciente o inconscientemente sin darnos cuenta en el saber universal y todo de una forma altruista porque a la postre, también nosotros mismos, al formar parte de la familia internauta, nos beneficiamos del conocimiento de los demás.
Pero hay que tener presente que no todo en la red es cierto, ni todas las personas son sensatas, también hay mucho personaje malévolo escaqueado tras la mata y esperando el menor descuido para infectarnos de un virus, conducirnos a lugares moralmente no recomendables o pasarnos información equivocada.