• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Facilitar el servicio a la Autoridad.-

Hacer llata consiste en entrecruzar convenientemente las palmas de los palmitos o margallones (Chamaerops humilis) para tejer y fabricar una tela de palma. Es una actividad ociosa que hace unos años casi todos los hombres sabían y practicaban porque al no existir los televisores, se entretenían a la luz del hogar haciendo llata para fabricar capazos, ventadores, alforjas y sombreros.
Para soportar el calor estival, se inventaron los sombreros que siempre se colocan en la cabeza y recuerdo cuando era niño y se iba al huerto con el burro para sacar el agua con la noria, habían unos sombreros con dos agujeros por los que se pasaban las orejas del animal y se evitaba la insolación.
He estado pensando, porque pensar, lo que se dice pensar, pienso que si dejo un descosido en la cinta de adorno del sombrero, no precisaré de un alambre de hierro de una bala de paja para confeccionar un pequeño ganchito a modo de imperdible y cuando un Sr. Guardia Denunciante deba extender un Boletín de Denuncia estando yo ausente entregando el licor al Cliente, puede aprovecharlo para sujetarlo. ¿Tendré que rezar a Dios todos los días para que ilumine a Capitán y en mi ausencia, permita a los Sres. Guardias Denunciantes le adjunten el Boletín de la Denuncia en el sombrero?.

Anuncios

La ruta de los oficios.-

Aprovechando el turismo que viene o pueda venir por los pueblos del Maestrazgo y darnos a conocer desde los alojamientos que tan de moda parece se pone con las casas rurales, estoy montando una página en Internet bajo el dominio http://www.maestrart.com.
Como quiera que muchas de las personas con página web en la red, no saben programar en hipertexto y deben solicitar sus servicios a terceros, para facilitar y abaratar los honorarios del programador, incluyo en el dominio http://www.maestrart.com a los pocos despistados que aún quedamos por la comarca, aguantando los viejos oficios que, si bien para nosotros son de lo más natural y carentes de importancia, para el forastero venido de otros lugares, son dignos de admiración y de esta forma tan simple, estando todos referenciados en una web, con un solo enlace a una sola página se nos puede fácilmente encontrar, sin esperar a que la Generalidad o el Estado, se digne citarnos en sus folletos y nos haga publicidad gratuita con el dinero de los impuestos que nos cobran.
Pero que nadie se lleve a engaño, esta página web de Internet tan original, con un nombre tan nuestro, representativo y de múltiples interpretaciones, es solo exclusiva para quienes fiscalmente están reconocidos, los clandestinos, deberéis esperar a que os publicite vuestro propio Ayuntamiento que admite las ilegalidades y por extensión, la Diputación Provincial como vergonzosamente ha consentido en alguna ocasión.

La ruta de los oficios.-

Aprovechando el turismo que viene o pueda venir por los pueblos del Maestrazgo y darnos a conocer desde los alojamientos que tan de moda parece se pone con las casas rurales, estoy montando una página en Internet bajo el dominio http://www.maestrart.com/.
Como quiera que muchas de las personas con página web en la red, no saben programar en hipertexto y deben solicitar sus servicios a terceros, para facilitar y abaratar los honorarios del programador, incluyo en el dominio http://www.maestrart.com/ a los pocos despistados que aún quedamos por la comarca, aguantando los viejos oficios que, si bien para nosotros son de lo más natural y carentes de importancia, para el forastero venido de otros lugares, son dignos de admiración y de esta forma tan simple, estando todos referenciados en una web, con un solo enlace a una sola página se nos puede fácilmente encontrar, sin esperar a que la Generalidad o el Estado, se digne citarnos en sus folletos y nos haga publicidad gratuita con el dinero de los impuestos que nos cobran.
Pero que nadie se lleve a engaño, esta página web de Internet tan original, con un nombre tan nuestro, representativo y de múltiples interpretaciones, es solo exclusiva para quienes fiscalmente están reconocidos, los clandestinos, deberéis esperar a que os publicite vuestro propio Ayuntamiento que admite las ilegalidades y por extensión, la Diputación Provincial como vergonzosamente ha consentido en alguna ocasión.