• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Presumir de hijo o nieto pillo de pillin.-

Recuerdo de mi época estudiantil cuando los Sres. Maestros repartían las calificaciones escolares en la que casi nadie aprobaba en los exámenes y los compañeros, se acercaban a felicitar a quien por haber obtenido la excelente calificación de un tres sobre diez, sabiendo que estaba suspendido era la mejor de la clase.
Muchas horas docentes y de biblioteca recopilando múltiple información para aprender algo que a la postre, nos permitía obtener el anhelado suficiente y además, nos instruía en el difícil caminar de la vida para saber que el éxito y la permanencia no se consigue con la sola presencia, sino con el esfuerzo diario y la imaginación aplicada.
Cuando hablas con los abuelos, hoy todos los nietos obtienen matrículas de honor en todas las asignaturas o realizan masteres allá lejos, pero con las redes sociales del Internet, puedes darte una idea del nivel cultural de quienes la componen; si pasamos por los espacios web, nos encontramos con contenidos que nos recuerdan haberlos leído idénticos en otros lugares. Y es que el esfuerzo que representa el copiar los textos de los demás, bien merece una medalla fabricada con la tapa de una lata de hojalata vacía y oxidada.

Anuncios

Las redes sociales en Internet.-

Hasta hace tan solo unos años, solo podíamos disponer del nombre de las personas que con la excusa de su identificación, nos era regalado como una atención social bien vista, pero nunca podíamos acceder más allá porque, cualquier información adicional, se consideraba tan intima que el preguntar, rozaba la indiscreción.
Con las nuevas tecnologías en nuestras manos, las cosas han cambiado profundamente y hoy, además, podemos disponer de los detalles más íntimos y celosamente bien guardados, cuales son las edades de las mujeres, sin citar las fechas de su cumpleaños, lo que nos permiten recordarles que son un año menos jóvenes.
Ayer celebró el aniversario de cumpleaños “destilator” y muchas personas aprovecharon para felicitarme, lo cual es de agradecer porque nunca en mi vida había recibido tantas muestras de cortesía y aprecio, quedando todos emplazados para una verdadera invitación de licor destilado el próximo día 1 de mayo en el local de la propia destilería de Chert. Quede bien entendido que solo estáis invitados quienes me felicitasteis, a los demás y como penitencia, para que os acordéis durante todo el año, os basta con saber que cumplí veinticuatro, los demás, los tengo guardados a plazo fijo.