• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Tomás y Juan Salvador.-

   Mis amigos los Sres. Tomás y Juan Salvador, han visitado el pueblo de Chert para ver a sus hijos y nietos jugar al fútbol, mientras aprovecharon para acercarse a la Destilería de Julián Segarra y saludarme, lo que propicia comprobar que el proceso de la destilación del licor natural  con el alambique de cobre, por ser domingo estaba inoperativo, mientras los barriles de roble de la bodega si envejecían el brandy que contienen.

tomasyjuansalvador

Anuncios

Aeroport Castello.-

Solucionado el problema del pajarito que revoloteaba por la zona en la que se proyecto y empezó a construir el aeropuerto en la provincia de Castellón, parece ser que las obras avanzan a buen ritmo y de no haber incidentes inesperados de última hora con alguna lagartija, en un tiempo prudencial, podremos disfrutar de un servicio que algunos no conocemos y otros deben desplazarse excesivamente desde su residencia o lugar de trabajo para utilizarlo.
He observado en los medios de comunicación que, en un partido de fútbol, el equipo amarillo llevaba una camiseta con el rótulo Aeroport Castellò en el pecho de sus jugadores y es evidente que el aeropuerto se está construyendo en Villanueva de Alcolea, un pueblo del Maestrazgo, por lo que reivindico el hecho de que al aeropuerto se llame del Maestrazgo.
El nombre Aeropuerto Maestrazgo Castellón o su traducción vernácula Aeroport Maestrat Castelló podría dar lugar a otra muy buena marca turística representativa de nuestra comarca y diferente a la de Castellón Costa de Azahar. Lástima que el aeropuerto no se construyese en Sant Rafael del Riu, también sería del Maestrazgo y disfrutaríamos una CV-10 terminada hasta Valencia de Cid.

El incivico comportamiento.-

Un día visitando Clientes, debí parar mi camioneta, encontrando espacio, junto a la valla de un colegio. Cuando regresé a retirarla para irme a otro pueblo, los niños estaban jugando en el patio de la escuela y junto al vallado, había unos chiquillos con una piedra en la mano que, a modo de coche, la empujaban por el suelo. Junto al tronco del árbol, habían puesto un cartón doblado como si fuese una casita que hacía las funciones de cochera para guardar la piedra, quiero decir el supuesto coche.
Mientas estaba ensimismado admirando en el comportamiento de los atareados chavales, el Sr. Maestro llamó a todos para incorporarse en las obligaciones docentes y abandonar el recreo. En ese momento, un niño que jugaba a fútbol, deja la pelota y se acerca al árbol dando una patada al cartón-almacén y todos corren hacia la puerta del edificio.
Supongo que al día siguiente, los amantes del fútbol seguirían jugando con la pelota, los chiquillos de los automóviles, con sus coches-piedra y los rompedores de entretenimientos, rompiéndolo, que es lo que saben hacer, pero no será igual ni lo mismo, porque es imposible colocar el cartón-casa de la misma forma y en el mismo sitio.

El incivico comportamiento.-

Un día visitando Clientes, debí parar mi camioneta, encontrando espacio, junto a la valla de un colegio. Cuando regresé a retirarla para irme a otro pueblo, los niños estaban jugando en el patio de la escuela y junto al vallado, había unos chiquillos con una piedra en la mano que, a modo de coche, la empujaban por el suelo. Junto al tronco del árbol, habían puesto un cartón doblado como si fuese una casita que hacía las funciones de cochera para guardar la piedra, quiero decir el supuesto coche.
Mientas estaba ensimismado admirando en el comportamiento de los atareados chavales, el Sr. Maestro llamó a todos para incorporarse en las obligaciones docentes y abandonar el recreo. En ese momento, un niño que jugaba a fútbol, deja la pelota y se acerca al árbol dando una patada al cartón-almacén y todos corren hacia la puerta del edificio.
Supongo que al día siguiente, los amantes del fútbol seguirían jugando con la pelota, los chiquillos de los automóviles, con sus coches-piedra y los rompedores de entretenimientos, rompiéndolo, que es lo que saben hacer, pero no será igual ni lo mismo, porque es imposible colocar el cartón-casa de la misma forma y en el mismo sitio.