• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Parada obligatoria en la compraventa.-

Hoy primer día del segundo trimestre del año en curso, los Comerciantes de verdad hemos cerrado los libros reglamentarios para proceder a realizar las declaraciones de beneficios y las fiscales en general, con la constancia real del problema comercial que tenemos encima por la reducida actividad económica.
Durante algún tiempo se hablaba de las orejas del lobo de la crisis y nadie hacía caso, aunque se evidenciaba la evolución comercial indicativa de un cambio importante en el desarrollo de la actividad de compraventa iniciado en el año 2004 y conduciendo progresivamente a la inestabilidad del sistema por la situación generada a causa del paro en el dinero.
A tan solo tres días de la huelga general de los trabajadores españoles reivindicando mejoras laborales, es congratulable la grandísima suerte del poder disfrutar de alguna clase de salario, sin pensar excesivamente en la posibilidad de mejorarlo inmediatamente, ni quejarse por el excesivo pago de Impuestos.

Anuncios

El paro de las personas que trabajan.-

Estoy pendiente del cambio de luna puesto que esta semana pasará a fase de luna llena y con la venida del buen tiempo, es preciso proceder a podar los viñedos de los que tras su cuidado, espero obtener la apreciada uva como recompensa a mi trabajo. Soy consciente de que el dedicar un tiempo y esfuerzo en el desarrollo de una actividad agrícola, está muy mal visto en la sociedad que vivo y es considerado como síntoma de poca inteligencia, siendo creencia generalizada el que solo las personas menos capacitadas se dedican a las labores campesinas y a sufrir resignadamente las inclemencias atmosféricas, incluso al momento de la recolección de la cosecha, corriendo el riesgo de perder una parte importante de la misma.
Me he desayunado con el televisor en marcha y personas más sabias que yo, me hablaban de no se qué importante ibex 35 que, ha despertado mi curiosidad por si se trataba de una nueva herramienta aplicable a la poda de los viñedos, de tal suerte que pudiese tener su utilidad para trabajar en la viña sentado en una silla con el teléfono móvil mirando la pantalla del ordenador.

Cual mi sorpresa al enterarme de que su conversación giraba en torno a un indicativo formado por 35 valores, los más representativos del mercado bursátil en España, concentrando las ofertas y las demandas sobre los valores en circulación admitidos a cotización en la bolsa y que representan más de tres cuartas partes del negocio de los que trabajan con la corbata, pues bien, al parecer, en un año se ha reducido a la mitad y si los agricultores pertenecemos a la otra cuarta parte restante, ¿cómo no va haber paro si del setenta y cinco por ciento “más representativo” solo trabajan la mitad?.

Y seguimos creciendo hacia abajo.-

Si el nivel de paro era elevado el año pasado, este año vamos a tener más de lo mismo y no es precisamente un problema de política económica, sino de falta de resignación en aceptar la realidad actual que no se puede atajar con un plan de inversión municipal para reparar los desperfectos locales por razones de uso y con financiación a base de deuda pública.
Hace algún tiempo nos caía la baba escuchando las lindezas de nuestros gobernantes cuando nos hablaban de como creaban cada día empleo y de repente, como a quien se le ha comido la lengua el gato, siendo los mismos dirigentes políticos, estamos evolucionando a su destrucción y a una velocidad vertiginosa que no va a desacelerarse antes de dos años.
Viendo la dimensión social de esta tragedia, nadie se percata de cual es su lugar en el escenario y si la misión de empresario es conseguir el euro para darlo a los trabajadores, ambos, deben cumplir con diligencia su obligación durante la jornada laboral, el Estado, regular las normas para que exista una muy buena convivencia cívica a todos los niveles y todos, empezar a aprender a distinguir lo superfluo de lo necesario.