• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Dejar salir antes de entrar.-

Las personas públicas de nuestro país, han querido manifestar transparencia al resto de los ciudadanos y han publicitado su patrimonio, lo que ha motivado un acceso masivo de cotilleo para saber de sus propiedades, motivando el bloqueo del espacio web por una gran afluencia de chismosas vistas y acreditando que la frase de que en Internet cabemos todos, no llega a ser del todo cierta a tenor de los comentarios televisivos de estos últimos días sobre su colapso.
Personalmente me trae sin cuidado la situación del resto de mis vecinos por tener obligaciones más importantes en las qué pensar y atender y no digamos del patrimonio de los alejados, pero en este caso, lo importante no es lo declarado a la entrada de la legislatura sino también, la correspondiente declaración a la salida que, en el supuesto caso de no existir acumulación ni generación, debería ser coincidente.
Porque si bien es cierto que todas las personas somos iguales ante la Ley, habrá que empezar a valorar si la Ley es igual para todas las personas, ya que mientras unas exigen sus derechos de ayudas a las Instituciones, las otras son quienes atienden formalmente la obligación de pagar los Impuestos o Contribuciones.

Anuncios

¡Decidido!, el brandy de cada dia.-

Llevo varios días dándole vueltas a la mente e intento prepararme psicológicamente pero no lo consigo. Es que quiero empezar a beber Brandy del Maestrazgo pero en serio. No una copita de forma ocasional por algún acontecimiento especial, sino, por lo menos una copa después de cada una de las comidas y por más cálculos que hago, deberé empezar a pensar en merendar para incrementar su consumo.
Teniendo en cuenta las mermas de envejecimiento y las compras habituales de mis Clientes, necesito vivir más allá del año 2.200 y ni aún así, agotaría existencias. ¡Claro!, hay que tener en cuenta que quienes vengan a mi entierro, también deberán celebrar mi defunción con varios meses de fiesta ininterrumpida para colaborar en el agotamiento de los barriles de brandy de la bodega.
Ahora el principal problema reside en saber qué salida puedo darle al anís, al ron, la ginebra y el resto de los licores incluida la absenta y el riquísimo licor carajillo de los depósitos. Confiemos en mi acreditada fuerza de voluntad y paciencia para lograr alcanzar el vicio de beber o la virtud de invitar. Desde hoy, día de la festividad de los tres Arcángeles, empiezo con este nuevo reto que, espero podáis compartir y disfrutar el día de mi entierro.