• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

La salpicadura de un estornudo divino.-

Por suerte para la humanidad hay un problema con el documento aduanero en formato papel que acompañaban las expediciones de licor. Desde primeros de enero tales documentos en papel ya no están permitidos y sólo los documentos electrónicos se admiten como válidos, haciéndose necesario confeccionar el documento electrónico (EMCS) para entregas reglamentarias.
Sin instrucción previa pero, gracias a mi pericia, arrojo y valor, accedo a pecho descubierto al intríngulis del vericueto Administrativo online como un D’Artañan o cualquiera de los tres Mosqueteros del siglo XXI se tratase. En un auténtico campo minado de dificultades, como Rambo online voy salvando los errores que se me presentan y que solo un destilator puede atender las zancadillas del computador para, conseguir que el documento electrónico esté Terminator.
En ocasiones pienso que al nacer, debí recibir la salpicadura de algún estornudo divino en mi cabezota porque, no me reconozco ni a mi mismo. Si difícil es el aprender, imaginemos como debe ser el saber sin haber aprendido.

Anuncios

Ayudar a caer o perder el tiempo.-

Ayudar a coste cero es una verdadera ayuda pero, ¿qué tendrá la ayuda para que el coste sea cero? es la duda que siempre aparece en la mente del ayudado cuando no está acostumbrado a recibir ayudas y desconoce el vericueto del sistema de ayudas ofrecido.
¡Claro!, el truco siempre está en la letra pequeña que no se presenta en la oferta de ayuda y se redacta de forma ilegible por ojos normales en el reverso, precisando de unos verdaderos microscopios y mentes lúcidas para entender las obligaciones emanadas de las solicitudes de ayuda.
Cuando uno camina en la vida y lo hace al ritmo que siempre viene fijado por el mercado y en función de algo tan elemental como el tira y el afloja, léase oferta y demanda, avanza con paso firme y constante hacia adelante dentro de sus posibilidades económicas pero, cuando te acoges a los sistemas de ayuda del capricho social, te obligas a mantener un ritmo acelerado que en el mejor de los casos no puedes atender.
Una vez más, el no molestar ya es ayudar y si tantas ventajas tiene la ayuda ofrecida, solicítela ud. mismo y demuestre al mundo sus cualidades.