• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

Verdura y pescado en el restaurante Arbequina.-

Quintas JORNADAS GASTRONÓMICAS de Verduras de Temporada y Pescados Azules en el Restaurante Arbequina.
   Del 9 de Julio al 8 de Agosto.
MENÚ GASTRONÓMICO:
– Jamón y pa amb tomata con sardina en tempura.
– Golfás en escabeche.
– Atún confitado y crema de pochas.
– Montadito de calabacín y caballa ahumada con sofrito de tomate y morcilla.
– Jurel con pulpitos y verdura asada.
– Cuajada de leche de oveja con melocotón salteado y helado de miel y romero.
NOTA: Por razones de mercado, este menú podría sufrir algún tipo de variación.

El bacalao en el restaurante Arbequina.-

Del 8 de Mayo al 6 de Junio
III JORNADAS GASTRONOMICAS DEL BACALAO

   En el restaurante ARBEQUINA de la calle Bartolomé Reus en Castellón de La Plana, podremos degustar este menú gastronómico:
– Croqueta de bacalao con Vizcaína.
– Esgarrat de bacalao, con escalibada y espuma de brandada en vaso.
– Bacalao marinado en salvia tratado como para ensalada.
– Crema de calabaza con bacalao desalado confitado y su propio aire acidulado.
– Lomo de bacalao fresco dátiles, avellanas, setas de primavera y su tripa.
– Arroz con leche, caramelo, piel crujiente de bacalao y sorbete de tomillo.
Aunque por razones de mercado, este menú podría sufrir algún tipo de variación.

http://www.restaurantearbequina.com

Triangulación Venus, La Luna y Júpiter.-

   Los astros celestes, al igual que las personas, interaccionan entre ellos y por formar parte del sistema universal, también con el planeta Tierra que no permanece ajeno, de tal forma que ejercen variaciones capaces de afectar a todos los seres vivos, tanto a los animales como a las plantas, pero la influencia que llegan a tener entre ellos, por estar directamente relacionada con el tamaño de sus masas e inversamente, con el cuadrado de la distancia que les separa, es mínima y de esta suerte, para los terrícolas, solo es prácticamente perceptible las influencias del Sol y de La Luna.

   Ayer tarde desde las 17 h.17 min. GMT pudimos presenciar en un reducido espacio de la bóveda celeste, la visión de los tres astros citados que atraían poderosamente la mirada del observador. Es normal que estos fenómenos fascinen a las personas por no ser cotidianos o por alguna extraña razón que nos mantiene absortos y cuando, las circunstancias son propicias, aparecen regularmente en el firmamento.

   Las alineaciones perfectas ocurren entre un dilatado número de años y para observarlas, se precisa tener la suerte de haber vivido cuando se producen, así y todo, pasan desapercibidas para muchas personas y solo algunas muy estudiosas u otras, por accidente, pueden disfrutar del privilegio de contemplarlas.