• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

Parada obligatoria en la compraventa.-

Hoy primer día del segundo trimestre del año en curso, los Comerciantes de verdad hemos cerrado los libros reglamentarios para proceder a realizar las declaraciones de beneficios y las fiscales en general, con la constancia real del problema comercial que tenemos encima por la reducida actividad económica.
Durante algún tiempo se hablaba de las orejas del lobo de la crisis y nadie hacía caso, aunque se evidenciaba la evolución comercial indicativa de un cambio importante en el desarrollo de la actividad de compraventa iniciado en el año 2004 y conduciendo progresivamente a la inestabilidad del sistema por la situación generada a causa del paro en el dinero.
A tan solo tres días de la huelga general de los trabajadores españoles reivindicando mejoras laborales, es congratulable la grandísima suerte del poder disfrutar de alguna clase de salario, sin pensar excesivamente en la posibilidad de mejorarlo inmediatamente, ni quejarse por el excesivo pago de Impuestos.

Anuncios

El cambio de horario en el reloj.-

Ayer noche no me acostaba a las dos de la madrugada para poder actualizar las manecillas del reloj a la hora oficial y no entiendo lo de madrugada porque si te esperas a cumplir con la recomendación oficial y aún no te has ido a dormir, pienso que no habrás madrugado nada. Mi padre se acostó después de cenar y al levantarse, ha avanzado las manecillas el reloj pero, no se lo digáis a nadie.
Ahora si a las siete son las cinco, en realidad cuando te levantas a las seis son las cuatro. Menudo lío patatero con el cambio del horario que por culpa de los relojes llevamos un trajín de mucho cuidado avanzando el horario para dentro de medio año retrasarlo.
Y todo para presumir lujoso brazalete en la muñeca porque a la hora de la verdad que es la hora buena, la hora exacta, casi nadie atiende el reloj y a la palabra dada, muchos son los que siempre llegan tarde a cualquier cita o al trabajo como si su tiempo fuese más valioso que el mío o por no tenerlo, no valoran el de los demás.

El cambio mental.-

Algo ha cambiado en mi mente y desde hace varios días entiende ver las cosas desde otro punto de vista.
Se dice que cuando tropiezas, si no te caes, avanzas dos pasos y en todas las actividades humanas, los reveses de la vida, nos enseñan a mejorar, pero son en realidad los pequeños tropiezos o las pequeñas contrariedades las que pueden animarnos a prosperar y enriquecernos, ya que cuando las calamidades son de grado superlativo, es muy difícil alentar a seguir en una actividad en la que todo depende de la continuidad energética eléctrica y de un plástico oxidado.
Después del ataque viral al ordenador personal, no me recupero, mi estado anímico continua por los suelos a nivel de la suela externa de los zapatos y mi forma de entender el Internet ha cambiado por completo. Durante demasiado tiempo, solo me he preocupado de colgar información en la red y el resultado es tan excesivo para mi que ya no lo controlo. Desde hace unos meses, me estaba dando cuenta de que el día que el ordenador remoto en el que está ubicada la información, se averiase o estropease por un corte de suministro eléctrico, o se cancelasen los servicios de la empresa gestora, para volver a recuperar y ensamblar las diferentes webes, tendría varios días de trabajo, pero no ha sido menester sufrir las experiencias del año pasado con la web http://www.destilator.com/ y posteriormente con la web http://www.chert.org/, porque después de lo sucedido a mediados de este pasado mes de julio, me doy cuenta de la fragilidad del ser humano y de la pequeñez de la persona frente a la monstruoidad de la red de Internet que, entre todos, poco a poco hemos creado.
Ahora mi problema personal, no está en hacer crecer lo Lleó del Maestrat sino, en mantenerlo.

El cambio mental.-

Algo ha cambiado en mi mente y desde hace varios días entiende ver las cosas desde otro punto de vista.
Se dice que cuando tropiezas, si no te caes, avanzas dos pasos y en todas las actividades humanas, los reveses de la vida, nos enseñan a mejorar, pero son en realidad los pequeños tropiezos o las pequeñas contrariedades las que pueden animarnos a prosperar y enriquecernos, ya que cuando las calamidades son de grado superlativo, es muy difícil alentar a seguir en una actividad en la que todo depende de la continuidad energética eléctrica y de un plástico oxidado.
Después del ataque viral al ordenador personal, no me recupero, mi estado anímico continua por los suelos a nivel de la suela externa de los zapatos y mi forma de entender el Internet ha cambiado por completo. Durante demasiado tiempo, solo me he preocupado de colgar información en la red y el resultado es tan excesivo para mi que ya no lo controlo. Desde hace unos meses, me estaba dando cuenta de que el día que el ordenador remoto en el que está ubicada la información, se averiase o estropease por un corte de suministro eléctrico, o se cancelasen los servicios de la empresa gestora, para volver a recuperar y ensamblar las diferentes webes, tendría varios días de trabajo, pero no ha sido menester sufrir las experiencias del año pasado con la web http://www.destilator.com/ y posteriormente con la web http://www.chert.org/, porque después de lo sucedido a mediados de este pasado mes de julio, me doy cuenta de la fragilidad del ser humano y de la pequeñez de la persona frente a la monstruoidad de la red de Internet que, entre todos, poco a poco hemos creado.
Ahora mi problema personal, no está en hacer crecer lo Lleó del Maestrat sino, en mantenerlo.