• Páginas

  • Categorías

  • Archivos

  • Anuncios

El incauto consumidor de lo inservible.-

Tras la guerra mundial europea empezaron a proliferar los aromas y sabores desde la industria cosmética a la alimentaria en aras de abaratar los costes de fabricación en los productos de uso de boca.
Hasta la década de 1970, los productos sintéticos estaban prohibidos en la alimentación tanto animal como humana, pero las multinacionales, con más poder que los Estados, consiguieron doblegar las precarias voluntades de los gobernantes para autorizar su uso en principio para la alimentación animal y posteriormente en la humana.
Ya en el siglo XXI, cualquier persona tiene acceso a poder comprar cualquier producto químico y a utilizarlo según su criterio y aunque puedo entender aceptable en el caso de uso propio o personal, no así, cuando es usado sin control ni sapiencia para engañar intencionadamente a terceros en la compra de aquellos elaborados en los que son utilizados.

Anuncios

Alojamiento gratuito o a cambio de …-

Es curiosa y variopinta la forma comercial de engañar a las personas con la esperanza de ganarlos como clientes y el desespero que se produce cuando el incauto pica en la chocolatina pero no muerde el anzuelo por haber puesto una tableta demasiado grande o ser la pescadilla demasiado pequeña, tanto, como que no le cabe entera en la boca.
Todos los dominios de Internet tiene su propietario, cosa comprensible por lógica racional, pero en cuanto al alojamiento de los espacios web, hay empresas que ofrecen de gratuitos con la intención de meterte publicidad y obtener unos beneficios que nunca se sabe el alcance de su cuantía.
Es principio básico y fundamental que cuando hablamos de negocio, hablamos de dinero, pero cuando se trata de aficiones, hablamos de voluntades y en el caso de Internet no es mi voluntad el hacer negocio, en Internet no compro ni vendo nada, por consiguiente, cualquier porcentaje de IVA aplicable siempre es nada, no en balde pertenezco al club del 0’0.

Cuando la wifi es gratis de verdad.-

En todas las actividades del mundo mundial, hay personas serias en sus respectivas profesiones y otras espabiladillas que, siempre encuentran una excusa o razón para engañar al ignorante, especialmente cuando va de listillo por la vida y en esta línea, tal vez debería aclarar en qué consisten los puntos de conexión wifi gratuitos que se ofrecen en las Casas Rurales ART RUSTIC de la aldea de Anroig y en la Destilería de JULIAN SEGARRA del pueblo de Chert.

Como en la informática hemos entrado por la puerta grande sin haber ido a la escuela a aprender, es muy fácil ser engañados y para evitar malas interpretaciones, deberíamos saber que a los puntos de acceso a la red wifi se les reconoce por una pequeña antena visible en la pantalla del ordenador, mientras que las conexiones entre equipos, se identifican con dos ordenadores.
El hecho de que existan delincuentes en el ciberespacio de Internet a los que podríamos concederles “el diploma de ciberdelincuente“, no significa que paralelamente puedan existir y realmente existan personas nobles, capaces de ceder sus líneas y conexiones a los demás usuarios gratuitamente, de la misma forma que nosotros agradeceríamos la cesión de las suyas cuando verdaderamente las necesitásemos en nuestros desplazamientos.

Confundir al espabilado y listo.-

Cuando llega el buen tiempo climatológico, todos los seres vivos abandonan el letargo invernal y sin analizar las razones que siempre dependen del medio, se activan y multiplican. Si los intereses para el hombre son concordantes, el milagro es muy bien recibido, pero cuando la evolución conduce al deterioro de un producto o alimento, las personas han intentado detener el avance que no siempre han conseguido.
Entre los productos susceptibles de estropearse con la llegada del verano, está el vino de reducida graduación alcohólica y en presencia del oxígeno, su deterioro conduce a la conversión en vinagre. Este proceso es lento y molecular, por lo que un control acertado y regular nos indica cuando aparece.
Desgraciadamente, la reacción no tiene marcha atrás y cuando empieza a avinagrarse, la salida comercial es destilar el alcohol que queda para recuperarlo, pudiendo utilizar el destilado como disolvente en la industria. Actualmente, gracias al cambio europeo a una legislación permisiva, muchos de estos alcoholes de residuos son aprovechados para uso alimenticio en la elaboración de los licores más competitivos que siempre encontraremos a nuestro alcance en las tiendas no profesionales.